- Slow Food Araba - http://slowfoodaraba.es -

Visitas de escolares a productores impulsadas por slow Food Araba-Álava

Con el objetivo de:

y en colaboración con la UPV se han ido realizando a lo largo de 2015 una serie de visitas de cuyas conclusiones os informamos:

La metodología propuesta fue organizar para cada clase una visita en autobús a alguna explotación hortícola cercana donde la agricultora o el agricultor muestra su actividad productiva y da nociones sobre localización, sostenibilidad, producción ecológica y estacionalidad.

Por otra parte se propuso diseñar una metodología que permitiese recoger indicadores de resultado de la actividad propuesta y los objetivos alcanzados, realizando un informe final exponiéndolos.

Una vez puestos en contacto con las explotaciones dispuestas a abrir sus puertas a los niños y acordadas las fechas de las visitas, se facilitó a cada productor un guion de contenido a impartir y la didáctica a emplear con el fin de divulgar los objetivos pretendidos.

Se acordó con los productores la posibilidad de agrupar aulas en una misma visita, para poder dar cobertura a toda la demanda en los meses anteriores a verano. Durante el primer semestre del año se han realizado un total de 7 visitas dedicadas a producciones de huerta y a producciones ganaderas. En las mismas han participado 11 aulas de 5 centros y 227 escolares de 2º a 5º de primaria.

La mecánica ha sido la siguiente: unos días antes de la visita se recordaba a los centros la cita prevista. Un autobús recogía a los escolares a las 9:30 horas a la salida del centro, los llevaba a la explotación agraria y regresando de nuevo al centro a las 12,30 horas.

Para medir el cumplimiento de los objetivos de esta actividad se diseñó una encuesta en formato bilingüe para que la respondiesen los escolares. Los dos objetivos principales eran que los escolares:

  1. Mejorasen su conocimiento sobre la agricultura ecológica, y sobre las ventajas del abastecimiento local de alimentos, del consumo de verduras de temporada, y de emplear canales cortos para la adquisición de los alimentos.
  2. Aumentasen su disposición a consumir alimentos con estas características.

En la encuesta se incluían preguntas que medían estos conocimientos y esta predisposición antes (“Encuesta PRE)” y después de la vista (“Encuesta POST”) y, de esta forma, se podía evaluar el impacto de la visita.

El modelo de encuesta se envió a la persona de contacto que había en cada centro y fueron distribuidas entre las profesoras de las aulas que participaban en la visita. Todas las encuestas se realizaron en el aula bajo la supervisión de la profesora correspondiente. Las encuestas PRE se realizaron 3 días antes de hacer la visita y las encuestas POST 5 días después de realizarla. Posteriormente, las encuestas fueron devueltas a los profesores de la UPV/EHU para realizar el análisis de los resultados.

Las encuestas eran anónimas, pero se identificaban cada escolar con su número en la lista de clase. De esta manera, podía conocerse las actitudes de cada estudiante antes y después de la visita.

Valoración general de la visita

La visita a explotaciones agrarias es una actividad que gusta mucho a los escolares. En la encuesta se preguntaba “¿Te gustaría visitar la granja de un agricultor/a?”, y el 72% respondió en la encuesta previa (PRE) que le gustaría “Mucho”. Se incluyó esta misma pregunta en la encuesta posterior (POST) con el fin de medir, de manera indirecta, el grado de satisfacción por la visita realizada. En este caso, quienes respondieron “Mucho” representan el 72%. En consecuencia, a 3 de cada 4 escolares les gusta mucho visitar explotaciones agro-ganaderas, y la visita realizada les ha mantenido ese nivel de interés.

Impacto en la predisposición al consumo.

Con la encuesta quería conocerse la predisposición ante cuatro aspectos:

Se incluía también una pregunta sobre el grado en que le gustaban las verduras como una aproximación a la actitud general hacia este tipo de alimento.

Las visitas han servido para sensibilizar a los escolares a consumir gruta de temporada. Antes de la visita, sólo el 38% de los escolares estaba dispuesto a consumir una fruta de su agrado sólo cuando es la época de cosecharla, mientras que tras las visitas este porcentaje había aumentado al 56%.

La segunda actitud analizada, la preferencia por una verdura de origen local, también ha tenido un cambio importante. Antes de las visitas, únicamente el 33% manifestaba preferir que una verdura que le gusta se haya cultivado cerca de donde vive el escolar, y tras las visitas el porcentaje de escolares que mostraba su preferencia por lo local había aumentado al 53%.

La preferencia por adquirir los alimentos directamente al productor también ha aumentado, pero en menor medida. Inicialmente, sólo al 28% de los escolares le gustaría que sus padres comprasen los alimentos al agricultor que los ha producido, frente al 39% de quienes escogían esta opción tras la visita.

La preferencia por los alimentos ecológicos, no han sufrido cambios como consecuencia de las visitas. Antes de ellas, ya había una alta predisposición a consumir alimentos ecológicos: el 77% de los encuestados respondieron que les gustaría sus padres los comprasen o ya los compran. Este tipo de alimentos son vistos de forma muy positiva entre los escolares. Tras la visita, este porcentaje apenas ha sufrido variación (el 79% respondía que les gustaría consumirlos o que ya los consumía), lo que permite afirmar que las visitas habrán servido para reforzar entre sus partidarios que este tipo de alimentos son deseables, pero no han hecho que nuevos escolares los deseen.

Finalmente, se deseaba conocer si las visitas podían ayudar a aumentar el gusto por las verduras. Su bajo consumo es uno de los principales problemas dietéticos de este sector de la población. En este caso, el impacto de la visita también ha sido nulo: sólo el 24% de los escolares han manifestado antes y después de las visitas que las verduras les gustan “mucho”. No es un resultado que sorprende porque no constituía un objetivo del programa. De hecho, el 42% de los escolares evaluados visitaron a un productor que tenía ganado

Conclusiones

-Las visitas a explotaciones agrícolas y ganaderas constituyen actividad adecuada para mejorar las prácticas alimentarias de los adolescentes tal como muestran los estudios existentes y la actividad aquí analizada y que, además, les gusta, por lo que conviene mantenerlas en el futuro.

En esta segunda fase se ha conseguido:

[1]

[2]

[3]

[4]

[5]