Convivium Araba-Álava

Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego

Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoAllí, en el barrio de Goikuria de Gueñes, reinan las aves. Desde la plazoleta, con unas vistas estupendas sobre el valle del Cadagua, el visitante no tiene dudas de que la granja de Miguel Ángel García-Diego está cerca. El estruendo del cacareo de las gallinas, el graznido de los patos, el balido de cabras y ovejas y algún ladrido aislado le hacen saber que ha llegado a su destino. Es el mismo que asalta al que llama por teléfono a García-Diego, un ruido de fondo que avisa a qué se dedica, a tiempo parcial, este hombre educado que adora a los animales y que, cosas del destino, trabaja en el matadero de Llodio y dedica buena parte de su tiempo libre a criar aves para nuestro consumo. Es lo que hacía de crío, cuidar las gallinas del caserío familiar, y hace más de dos décadas decidió rehabilitar una finca próxima para albergar una especie de arca de Noé con plumas.

Ahora es uno de los principales productores de capones de Euskadi, algo que aprendió durante uno de sus viajes a Galicia, donde la tradición de producir estas suculentas aves no se ha perdido. Aquí incluso hemos olvidado que el capón era empleado como moneda por los baserritarras para pagar la renta anual a los dueños de la tierra y los caseríos. Detrás de ese rito, el pago anual del alquiler, están tradiciones reconvertidas ahora en fiesta cuando el aldeano venía a la ciudad a saldar sus deudas y a vender el género excedente.

Seguramente el criador más laureado del estado: los de ave campeona de la monográfica de euskal oiloa y las mejores en las variedades zilarra y gorria.

En su granja tiene gallinas de los cinco continentes: araucana, francesa, australiana, guineana y la española carablanca, además todo tipo de razas autóctonas como la cabra Azpigorri, la oveja latza, caballos, también infinidad de variedades exóticos, como los emús o las alpacas andinas.

Uno de los trabajos y esfuerzos que le agradecemos desde Slow Food Araba es la recuperación la gallina llodiana o rubia alavesa casi desaparecida y que comienza a salir de UVI.

Una especie que destaca por tener una cresta de cinco o siete dientes bien definidos, patas y piel amarillenta y un plumaje rubio leonado. En principio, está destinada al consumo doméstico y es de aptitud mixta, ya que vale tanto para puesta de huevos como para carne. Sin embargo, se encuentra en serio riesgo de extinción debido, sobre todo, a la dejadez en cuanto a la hora de la selección en la cría

A principios del siglo XX la avicultura tuvo una gran actividad de donde surgieron los más grandes avicultores de la historia entre ellos D. Juan Manuel de Urquijo (1899-1968), XIII marqués de Loriana y IV marqués de Urquijo. A los 25 años estaba ya considerado como un experto avicultor.

En la localidad de Llodio, perteneciente a la provincia de Álava y en concreto en el Palacio de Lamuza se encontraban una de sus instalaciones avícolas donde junto a su familia pasaba los veranos. Este periodo estival lo aprovechaba para recorrer caseríos buscando gallinas que presentaran buena aptitud y morfología para usarlos como buenos reproductores. Tras un periodo importante de selección en función de su aptitud y una intensa fijación de sus características morfológicas se obtuvo la gallina llodiana. Además de su plumaje entre sus características se podría definir como un ave de tamaño medio entre ligera y semipesada de tarsos amarillos y crestas simples. Tras este periodo de selección el Marques se dedicó a repartir entre los labriegos diferentes lotes de pollitos con el fin de fomentar dicha selección, completando su labor en 1925 patrocinando un concurso-exposición anual en el Valle de Llodio, lamentablemente no se tienen datos del número de ediciones celebradas. Aunque en la actualidad y desde el año 2011 se esté recuperando y se han celebrado dos pequeñas exposiciones, exponiendo ejemplares de Llodiana y Euskal Oiloa.

La gallina llodiana estuvo presente en varios certámenes de reconocido prestigio en su época como fueron, la exposición de Avicultura de Madrid de 1923 en la que obtuvo una buena aceptación. Posteriormente podríamos destacar los diferentes galardones que obtuvo en concursos-exposiciones tales como el V Concurso Nacional de Ganados de 1926 donde presento 4 lotes y obtuvo el primer premio o en el VI Concurso nacional de 1930 donde obtuvo el primer y segundo premio. Tras los reconocimientos de los últimos concursos nacionales el marques presento un excelente lote en la V Exposición Mundial de Avicultura celebrada en Roma en 1933. (Información obtenida del libro Mundo avícola 1928-1933).

Sus características según Miguel ángel son los siguientes:

Cabeza: Larga y ancha.
Cara: Lisa y de color rojo vivo.
Cresta: Simple, de tamaño mediano, derecha y firme. Presenta de cinco a siete dientes bien definidos.
El espolón aparece ligeramente levantado de la línea del cuello. De color rojo vivo.
Barbillas: Largas, delgadas y lisas, con el borde inferior redondeado. De color rojo vivo.
Orejillas: De tamaño mediano, bien pegadas a la cara, lisas y de forma lanceolada. De color rojo vivo.
Pico: Fuerte, vigoroso y bien curvado. Predomina en la mandíbula superior el pardo oscuro sobre el córneo amarillento; en la inferior pueden aparecer manchas de color pardo oscuro pero sólo en la parte proximal.
Ojos: Grandes y ovales; con el iris castaño claro.
Cuello: Moderadamente largo, bien arqueado; esclavina abundante, flotando sobre la espalda.

Tronco:
Dorso: Ancho y cayendo ligeramente hacia la cola; caireles abundantes y de longitud mediana.
Pecho: Ancho, profundo y bien redondeado.
Abdomen: Bastante desarrollado.
Cola: De tamaño medio. Timoneras anchas y superpuestas, colocadas en ángulo de 45º sobre la horizontal. Hoces de largo mediano, bien curvadas.

Extremidades:
Alas: Grandes, bien plegadas y ceñidas al cuerpo.
Muslos: Fuertes y robustos.
Tarsos: Más bien largos, gruesos, fuertes y de color amarillento, Con cuatro dedos.

Características del Gallo
La esclavina y los caireles son de color leonado anaranjado más intenso que en el resto del cuerpo, destacando por su brillo sobre el resto de plumaje.. En las alas, el arco y las cubiertas son también leonadas. En las remeras primarias y secundarias predomina el leonado, sobre el negro, Las 8-10 plumas que constituyen la hilera inferior de coberteras del vuelo leonadas con la base negra. La cola tiene las timoneras y las hoces de color leonado con brillo verde metálico. El dorso y la silla son de color leonado menos intenso que la esclavina.. El subplumon es.

Eoalak

Miguel Ángel García-Diego, además, preside Eoalak, la asociación que agrupa a los criadores de razas aviares vascas.

Eoalak nació en el año 2006, de la mano de unos románticos criadores de las últimas gallinas y ocas autóctonas de Euskadi, que se encuentran en peligro de extinción.

Durante muchos años el abandono de las variedades de gallinas y ocas propias, en beneficio de especies industriales, ha puesto en el filo de la navaja a las razas domésticas aviares que durante siglos han sido criadas en nuestros caseríos. Eoalak nació con vocación de recuperar estos bellos animales, promocionar su cría de la forma tradicional, y obtener su reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional.

Eoalak, a pesar de su juventud, cuenta con una potente base social de 100 criadores con muchas ganas de trabajar por la promoción de las razas aviares autóctonas vascas. Se organizan al año 2 potentes ferias con la ayuda exclusiva de los socios, lo cual da idea del potencial humano y creativo de la gente que voluntaria y generosamente colabora con la Asociación.

Anualmente se realiza una convocatoria ordinaria anual de asamblea general de socios, en la que se tratan los temas corrientes: anillado, cursillos, problemas detectados, gestión general, asistencia a ferias…

La asociación dentro de su ánimo de mejora de la raza organiza anualmente 1 cursillo de morfología aviar, donde se tratan los fallos más comunes dentro de los ejemplares, y donde los socios aprenden a distinguir un buen ejemplar de otro que no lo es.
Asimismo, como complemento práctico en la última feria realizada en Llodio acompañaron a los jueces para aprender de sus valoraciones, como aplicación de los conocimientos adquiridos en el curso teórico.

Bajo la coordinación de Miguel Ángel García, Eoalak planifica cursos de morfología que ayudan a los criadores a preservar los estándares de la raza, asesora sobre las maneras de mejorar las líneas genéticas y cría de aves, intermedia en el intercambio de animales entre socios y les ofrece la oportunidad de realizar un seguimiento genealógico “mediante identificaciones como anillas u otras similares, para evitar la consanguinidad”. La asociación también organiza las ferias que se convierten en punto de venta y el lugar en el que compartir inquietudes. El calendario incluye también un encuentro internacional de la asociación, como el que acogió Turtzioz en enero de 2016. Entre las más de 700 aves que llenaron el frontón municipal se pudo encontrar una gallina de la raza serama, considerada la más pequeña del mundo, que hizo las delicias de los niños.

Miguel Angel conserva su granja con más de 400 animales y a pesar de que ha crecido en el campo no se dedica plenamente a la explotación, ya que “es imposible subsistir solo con ello”. Cuando sale del trabajo acude puntualmente a cerciorarse de que no falte de nada a los animales. Una rutina “sacrificada” de la que desconectan una semana al año para cogerse vacaciones. Desconectan, en plural, porque comparte la tarea con su mujer y los niños empiezan a interesarse por las tareas que también han visto desde la cuna., siguiendo el ejemplo de ambos.

El participar en Ferias a nivel Internacional incluye preocuparse también por la apariencia física de sus ejemplares. Que las aves se sometan a la evaluación del jurado en perfecto estado de revista puntúa, y mucho, cuando se trata de dilucidar si cumplen el estándar racial. A favor o en contra, para penalizar a aquellas que presentan imperfecciones. Dos meses antes de cualquier feria Miguel Ángel entrena sus ejemplares para la cita, manteniendo a los gallos en jaulas separadas con el fin de evitar que se puedan arrancar las plumas en peleas o que se mojen si llueve. Con ese celo ha logrado pasar por distintas ferias recogiendo premios de todo tipo. No solo en las monográficas de euskal oiloa y euskal antzara, sino también cuando se otorgaban reconocimientos en la exposición de ganado local.

El nombre de Miguel Ángel García también se escucha con frecuencia en certámenes en distintos puntos del Estado y Europa. Acude a estos encuentros bajo el estandarte de Eoalak, la asociación de criadores de razas aviares vascas que comenzó su andadura en Güeñes en 2006 con el objetivo de erradicar la amenaza de la extinción que se cernía sobre euskal oiloa -que agrupa a las variedades gorria, leposoila, zilarra, marraduna y rubia alavesa– y euskal antzara, la oca vasca.

El abandono del modo de vida unido al caserío y la compra de especies de pollos importadas tuvieron un impacto negativo en la conservación de estos “bellos animales”. Por eso, la asociación “nació con vocación de sacarlos del olvido, promocionar su cría de forma tradicional y obtener su reconocimiento, a nivel internacional”.

Gracias a Miguel Angel, a Maite y toda su familia por la didáctica jornada que disfrutamos.

Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego
Visita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-DiegoVisita a la euskal oiloa y rubia alavesa en la granja del criador Miguel Ángel García-Diego


Versión para imprimir Versión para imprimir

Deja un comentario