Convivium Araba-Álava

Viaje a Munich

A iniciativa de La Fundación Zadorra Fundazioa se organizó un viaje a Munich aprovechando la oportunidad que les brindó D. Ramón Arndt, Ecólogo Urbano del Departamento de Planificación Urbana de la Ciudad de Munich, Área de Planificación Estratégica, que participó como ponente en una de las jornadas impartidas dentro del II Foro Urbano del Paisaje que tuvo lugar el pasado mes de julio en Vitoria-Gasteiz.

El objetivo inicial fue que un grupo representativo de la ciudad de Vitoria-Gasteiz y de agentes relacionados con el sector agrario alavés visitaran la Ciudad para conocer de primera mano los proyectos que la ciudad de Munich y su región han venido realizando en los últimos años con relación al desarrollo sostenible del sector agroalimentario local así como las formulas de comercialización local y regional de las que se están dotando.


A partir de este objetivo inicial se pretende que los agentes representados en la visita trabajen de manera coordinada en sentar las bases de un proyecto similar para la ciudad de Vitoria-Gasteiz, que pudiera ser presentado a la ciudadanía en el plazo de un año con motivo de algún foro ciudadano sobre temas de alimentación.

PERSONAS ASISTENTES AL VIAJE A MUNICH

D. José Antonio Ocio Orive Director de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Dña. Amaia Ortiz Barredo Jefe Departamento de Producción y Protección Vegetal – NEIKER (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario) y miembro de Slow Food Araba-Alava
D. Fernando Izaga Kortabarria Coordinador Plan de Incorporación de Jóvenes Agricultores (GASTENEK) Itsasmendikoi
Dña. Amaia Barredo Martín Directora de Calidad Alimentaria, Departamento. de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno Vasco
D. Tomás Larrañaga Azkargorta Agricultor y Presidente de Ekonekazaritza
D. Mikel Iruretagoiena Martín Director de Certificación de Fundación Kalitatea
D. Patxi Lauzurica Fernández de Gorostiza Jefe de sección de promoción agraria. Departamento de agricultura de la Diputación Foral de Álava
Dña. Mónica Ibarrondo Portilla Técnico del CEA, Responsable del área de formación y divulgación. Centro de Estudios Ambientales de Álava
D. Alberto López de Ipiña Samaniego Presidente de Slow Food Araba
Dña. Yolanda Urarte Alonso Presidenta del Sindicato Agrario UAGA
Dña. Eva López de Arroiabe Saez de Maturana Sindicato Agrario UAGA
Dña. Rakel Encina Oion Consorcio integrado por Mugarik Gabe, Fundación Paz y Solidaridad y Setem Hego Haizea
D. Eduardo Urarte Egurzegi Fundación Cándido Iturriaga, miembro de Slow Food Araba-Alava
Dña. Mari José Imaz Gurruchaga Ekoizpen Orduña, Ayuntamiento de Orduña y miembro de Slow Food Bilbao-Bizkaia
Dña. Maria Almudena Alejo Miravalles Natuaraba AIE
D. Ion Koldo Sáenz de Urabain Fundación Zadorra Fundazioa, agricultor y miembro participante del proyecto Ekolur
Dña. Silvia Corcuera García Fundación Zadorra Fundazioa, Secretaria y miembro participante del proyecto Ekolur

DESARROLLO DE LA VISITA

Lunes 15 de octubre

Recepción por parte de Ramón Arndt y almuerzo en Rathauskantine (Perteneciente a las 12 cantinas, cuya adjudicación de explotación se realiza con la obligatoriedad de utilizar exclusivamente alimentos bio. Dirigido por Gesund & Kästlichse, después del almuerzo se nos informó brevemente del proceso de adquisición directa a los productores de las viandas utilizadas en su cocina.

Acto seguido, en las oficinas del Departamento de Planificación Urbana de la Ciudad de Munich, comenzamos las ponencias.

  • Introducción geopolítica “München” a cargo Raymond Saller
  • Cinturón verde de Munich. Estrategias y concepto a cargo de Friedrich Felber
  • Estrategia Municipal a cargo de Sonja Grundnig

Después de un breve repaso a la complicada organización política y administrativa de la región, entramos en uno de los temas que más interés despertó a la hora de realizar este viaje: El cinturón verde nacido como estrategia de gestión de futuros espacios urbanizables, evitando la especulación, se configura actualmente como sistema para desarrollar una área atractiva a nivel regional para la recreación y separación de los municipios históricos en la periferia de Munich, tratando de evitar lo que ellos bautizan como “papilla urbanizada”.

Básicamente estos terrenos se gestionan a través de tres sistemas:
a) Cooperación voluntaria: espacio dividido en secciones de 60 m2 , previamente plantados por la municipalidad que se adjudican a sorteo, anualmente, para ser gestionados de manera totalmente orgánica por ciudadanos de Munich.
b) Agrónomos: actualmente 100 agricultores, en régimen de alquiler, explotan 55 ha. cada uno.
c) Municipalidad: Terrenos gestionados directamente por una empresa municipal cuyos objetivos son la producción ecológica, la formación, la experimentación de sistemas y procesos de protección medioambiental y el ocio de sus ciudadanos.

Este modelo constata que la cooperación entre agrónomos y a administración reporta beneficios recíprocos; por una lado subsistencia de los agricultores mejorando sus ingresos, su asesoramiento y comercialización y por otro el perfeccionamiento de funciones para el bienestar urbano y la calidad ambiental.

Como dato curioso, nos sorprendió a todos el que es la propia empresa suministradora de aguas, la que impulsa y ayuda económicamente a la producción ecológica en compensación por la influencia que la agricultura orgánica tiene en la reducción de costes de la depuración de las mismas.

Sonja Grundnig, nutricionista, nos expuso el compromiso administrativo de apoyo al BIO: “CIUDAD BIO MUNICH”.

El citado compromiso comienza con una resolución política dirigida hacia:

1) Conexión y coordinación de las actividades para la obtención de más productos BIO para favorecer la nutrición y la salud, el medio ambiente, los efectos económicos regionales y globales
2) Más productos bio en guarderías y colegios. Concienciación través de actividades como la organización del festival Tollwood: Bio para niños, aportaciones económicas de padrinos, complicidad de fundaciones y asociaciones interesadas, encuestas, etc.
Acciones concretas: el 50% de los productos en colegios y guarderías municipales deben ser biológicos.
3) La gastronomía tiende a BIO. Acciones: actos de motivación e información a restaurantes y hoteleros (excursiones a granjas ecológicas); asesoramiento individual a empresas; publicidad a través de la oficina de turismo; ponencias en escuelas de hostelería; colaboración con federaciones y proveedores; bio-certificación de empresas. Preceptividad de utilización de productos ecológicos en exposiciones, reuniones y actos protocolarios dependientes de la Municipalidad.
4) Otras acciones:
– Puestos de información: stand de información, asesoramiento y formación para cocinas, etc.
– Exposiciones monográficas
– Feria Biofach 2007
– Día de la alimentación el 23 de mayo de 2007
– Newsletter
– Fiesta Bio en Riem
– Encuentros regulares Bio
– Cursillos de cocinar
– Fin de semana Bio en el Festival de Tollwood
– 24.000 cajas Bio para bocadillos para alumnos de escuela primari
– Proyecto de igualdad: agrupación de los pequeños comercios de productos naturales
– Fundación de empresa de catering Bio
– Guía de compra Bio y de restaurantes Bio

La cena la realizamos en el Restaurante KRANZ, local de corte minimalista con una carta en la que las excepciones eran los platos no biológicos. Buen producto y presentación. A mejorar el servicio, los tiempos de espera fueron excesivos hasta para los de Slow.

Martes 16 de octubre

  • Ecología alimentaría: el impacto climático de la alimentación regional y ecológica a cargo de Jürgen Dretschmer
  • Visita al Mercado Central “Viktualiennmarkt”
  • Visita a EcoSuper-mercado “Basic”
  • Vista aérea de la ciudad desde el 10º piso de Deutsches Patentamt
  • Visita a -koAbo-Kiste (cooperativa de suministro directo al ciudadano de cajas de hortalizas ecológicas regionales)
  • Visita al Olímpico de Munich
  • Encuentro con Johannes B. Bucej, Leader del Convivium München

Jürgen Dretschmer realizó una excelente ponencia de la influencia alimentaría en el cambio climático. Después de una amplia exposición de las consecuencias que el mismo ha tenido en los últimos años y del punto al que hemos llegado nos refirió datos sobre la influencia de cada actividad del proceso alimentario en la emisión de CO 2:

o Producción de animales 44%
o Producción de vegetales 8%
o Actividades individuales varias 29 %
o Comunicaciones y transporte 13%
o Manufacturas 6%

Recientemente la FAO ha hecho un importante llamamiento a prestar atención sobre la alimentación de producción animal y la búsqueda de nuevas estrategias por su importante incidencia en la emisión de CO2.

Como datos curiosos y a veces desconocidos tenemos que a la cabeza de emisiones de CO2/Kg. tenemos y por este orden al queso, embutidos, carne de vacuno, carne de porcino, carne de ave, la leche, tofu, pasta, pan, fruta, patatas y para finalizar la verduras, teniendo en cuenta que la emisión que produce el queso por kilogramo es del orden de 55,5 veces la que producen las verduras por kilogramo.

Por último los últimos estudios revelan que la producción ecológica en general puede rebajar entre un 20 y un 50 % la emisión de CO2 respecto a la producción convencional, si bien es cierto que en algunos casos puntuales no se cumple esta máxima.

En resumen debemos plantearnos comer:

– Más productos ecológicos
– Reducir el consumo de carne
– Que el producto sea regional evitando la incidencia que tienen en las emisiones los distintos transportes.
– A poder ser productos de temporada, evitando los productos de invernadero
– El producto fresco tiene menos incidencia en la emisión de CO2 que los congelados
– Utilización de electrodomésticos de bajo consumo
– Realizar las compras a pie o vehículos no contaminantes

El Mercado Central de Munich es uno de los 40 mensuales que se realizan en diferentes días de la semana y en diferentes zonas de la Ciudad. Es un mercado que cuenta con dos siglos de antigüedad en el que se puede adquirir cualquier tipo de producto de alimentación. Los puestos, instalados en un bonito parque descubierto, se adjudican por el ayuntamiento de forma indefinida, por lo que algunos de ellos han construido debajo de los mismos pequeñas infraestructuras subterráneas de apoyo. En la adjudicación se procura conservar la diversidad de oferta de productos, no realizándose discriminación alguna entre productos convencionales y orgánicos, eso sí estos últimos con la correspondiente certificación. La regionalización de los productos tampoco es norma preceptiva encontrándose numerosos de distintas procedencias nacionales e internacionales. Los puestos de cuidada exposición de productos (y no me refiero al lavado de las patatas) comparten espacio con puestos de restauración en los que los visitantes pueden hacer un alto en la compra dando buena cuenta de viandas y bebidas. Los precios de la mayoría de los productos son ligeramente superiores a los nuestros (aplicando el índice corrector de la diferencia de nivel de vida entre Munich y Euskadi).

Posteriormente visitamos un establecimiento que la cadena EcoSuper-Mercado “Basic” tiene en todo el Estado Alemán. Se trata una oferta tipo Consum, pero únicamente con productos BIO, de diversa procedencia, debidamente certificados. En Alemania tienen una demanda importante si bien en el último año ha saltado una importante polémica, después de que la Multinacional propietaria de los establecimientos Lidl haya adquirido un importante paquete de acciones de esta cadena. Como ventaja más importante, para el consumidor, es la de poder realizar toda su compra de productos ecológicos, incluida ropa, perfumes, cremas, etc., en un mismo espacio. Aspecto criticable es la diversidad de certificaciones BIO y la vuelta a grandes Industrias agro-alimentarias como intermediarios que acaban dirigiendo el mercado en función de sus intereses económicos desbancando a productor y consumidor.

Antes de almorzar pudimos divisar una impresionantes vista de la Ciudad de Munich desde el 10º piso del edificio de patentes.

El almuerzo tuvo lugar en Ratskeller Manchen, bonito lugar típico bávaro, en Marien Platz, junto al Ayuntamiento, que dispone de un menú con productos eco-certificados, donde pudimos degustar entre otros platos el tradicional codillo a la cerveza acompañado de lombarda y patata.

Una de las visitas, por mi parte, más esperada con el objetivo de ver “in situ” sistemas de comercialización directa, fue la de la cooperativa -koAbo-Kiste, para lo que nos dirigimos a Olching Amperhof, donde cordialmente Kinzelmann, G+H. nos recibieron. Con una larga experiencia en esta tarea, nos contaron que empezaron vendiendo sus propias verduras, de cultivo ecológico, a unas 500 familias que captaban a través de amigos y del boca a boca. Hoy en día, después de campañas de publicidad, catas, fiestas y diversas demostraciones suministran, semanalmente, cajas de hortalizas, frutas, quesos, leche, carnes diversas, etc., a más de 3.000 familias; Su finca propia no puede abastecer tal demanda por lo que venden la producción de un buen número de agricultores ecológicos regionales con los que mantienen contratos basados en la fidelidad y la confianza que la larga trayectoria de esta empresa de comercialización otorga.

El sistema es más sencillo de lo que pueda parecer a priori. El Consumidor, a través Internet, realiza el pedido con indicación de cantidades de productos, que vienen relacionados con referencia de precio y agricultor que los produce, así como el día y horario de entrega que desea recepcionar la caja. Con este sistema se pone cara y nombre a cada producto y el productor sabe quién consume su producto. El coste del envío a casa es de 14 €. Los precios de los productos se establecen con los agricultores en función del día a día del mercado, siempre garantizando los costes y beneficio del productor.

En Munich están trabajando 4 empresas de este tipo que se reparten Munich en otras tantas zonas abasteciendo a más de 12.000 familias. Como se ve no difiere en mucho nuestro sistema de comercialización directa de la carne de potro de la Montaña Alavesa, al que en un futuro cercano se puede completar con la comercialización de más productos y más coproductores que hagan posible establecer un sistema más organizado.

Tuvimos también ocasión de ver sus fincas de hortalizas y su maquinaria que en exclusiva para producción ecológica ellos mismos han diseñado y construido, la que levantó el gran interés y curiosidad por parte de la delegación alavesa.

El calendario tan apretado hizo que nuestra visita al Olímpico de Munich se realizara a la luz de la luna, pero la iluminación artificial y la perfecta interpretación de nuestro anfitrión Ramón Arndt (arquitecto paisajístico) nos transportó desde la 2ª guerra mundial hasta nuestros días, donde los restos de la citada guerra son hoy el sustrato de preciosas construcciones arquitectónicas y maravillosas zonas de esparcimiento ciudadano. La falta de luz no evitó que el principal periódico local “München” en su edición del 17 de octubre, nos fotografiara frente al “Giantische Doppelkegel”, icono de la nueva arquitectura de la ciudad, que por otro lado certifica nuestra estancia en la Ciudad.

Otra de las satisfacciones que he tenido en este viaje como representante de Slow Food, la cual tengo que agradecer a la organización de la Fundación Zadorra Fundazioa y al resto de los participantes de la delegación que aprobaron y compartieron con satisfacción esta reunión, fue el encuentro con el Convivium Slow Food de München, con los que compartimos cena e impresiones en una tradicional Cervecería de la que no daré su nombre por no agraviar injustamente, por omisión, a los muchos locales que colaboran con este Convivium. Aprovecho también para agradecer a Rakel, Mikel y Ramón que hicieron de intérpretes para la fluida conversación que puede mantener con la citada representación.

En primer lugar contaros que el trabajo que realizan es muy parecido al nuestro (salvando las distancias pues cuenta con más de 600 socios) trabajan en catas de productos locales, organizan ferias y procuran mantener relación con chefs locales. Mantienen una buena relación con las instituciones locales que les permite financiar sus eventos con el compromiso de defender el patrimonio alimentario local.

Un tema que como sabéis nos interesa mucho es el trabajo en los colegios, por lo que me interesé especialmente en mismo. Todavía están en un punto parecido al nuestro pero ya han conseguido financiación para comprar una cocina móvil que pueda recorrer los colegios municipales y que en breve pondrán en marcha fomentando una restauración escolar saludable.

Me comprometí con Johannes B. Bucel, Leader del Convivium, a continuar con la relación iniciada con su convivium y estar presentes en la Feria Slow Food München que realizan todos los años en noviembre con un Stand de nuestro Convivium para el 2008, al mismo tiempo aceptaron la invitación para venir con otro Stand a la Feria Algusto de Bilbao en el 2009 y traer su baluarte Das Murnau-Werdenfelser-Rind.

Animal vacuno que está en peligro de extinción (en este momento hay aproximadamente 150 unidades de esta raza autóctona que vive en humedales de las faldas de los Alpes). Este fue el plato que muchos degustamos en la cena que compartimos con nuestros anfitriones y que gustó mucho tanto por el producto como por su elaboración (rollito de Murnau-Werdenfelser-Rind relleno de verduras del tiempo), acompañado con una cerveza elaborada de manera tradicional y que se conserva en cubas de madera refrigeradas por barras de hielo a la antigua usanza. Tras las palabras de los representantes Slow Food de Munich y Araba, cerró el encuentro el Director de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco, Jose Antonio Ocio.

Miércoles 17 de octubre

  • Naturland, Asociación de certificación de productos ecológicos a cargo de Alexander Koch
  • Visita a Tagwerk, Cooperativa de productores-consumidores de productos estrictamente ecológicos a cargo de Michael Rittershofer
  • Visita a la finca Riem (Isarlandstr.1 München) “La Política Agrónoma Municipal” a cargo Ruth Kleinöder y Alfons Bauschmid
  • Unser Land. Suministro de productos regionales a cargo de Richard Mickasch
  • Visita a la panadería ecológica Hofpfisterei de Munich y socio de Naturland

Naturland se fundó en Gräfelfing (Munich) en 1982 agrupando a científicos, agricultores y consumidores con los objetivos de certificar y de defender:
– Una agricultura orgánica sin ideologías
– Las normas de alto nivel
– Asesoría científico-técnica
– Apertura a nuevos canales de comercialización

Comenzó creando asociaciones regionales en Alemania, prestando asesoría técnica a los agricultores y se inició como la primera compañía de comercialización de agricultores orgánicos de Bavaria. Algunas actuaciones son:

En 1986 Certifica la primera finca internacional en Italia (La Selva) según las normas de Naturland.

En 1987 GEPA. Compañía de comercio justo busca socio para la producción orgánica

En 1987 URICI, cooperativa de café en México y Stasen, huerta de té en Sri Lanka cambian a la agricultura ecológica con el apoya de Naturland.

En 1989 asocia a la Panadería Hofpfisterei, una de las más importantes del sector que garantiza la compra de importantes cantidades de producción orgánica.

Actualmente tiene 1.800 productores en Alemania y más de 44.000 en todo el mundo. También son socios más de 300 procesadores. En el ámbito internacional agrupa a 185 socios y cooperativas de 29 países que reúnen a 44.500 agricultores y 137.000 ha. de tierra. También certifica en la acuacultura orgánica la comercialización es especies como la trucha, el salmón, la tilapia o el camarón.

El cuadro orgánico de la organización se compone de 5 estamentos diferenciados:

– La Asociación para la agricultura orgánica, encargada de la promoción, la representación de los agricultores orgánicos y del servicio de información para los socios, aseguramiento de la calidad y apoyo a proyectos
– La Certificadora de Agricultura Orgánica que ofrece asesoría, sistemas de control interno, aseguramiento de calidad, reuniones de socios y Certificación
– La Compañía de la Marca que otorga el logotipo de Naturland, facilita el acceso a mercados orgánicos, la participación en ferias y proporciona material informativo para importadores y procesadores.
– La compañía de Asesoría con trabajos de técnicos y especialistas continuados en Alemania y puntuales en otros países.
– Compañía de comercialización: ofrece los canales más adecuados de comercialización para los productos, que se aceptan de forma voluntaria, estableciendo normas sociales, criterios de comercio justo, trazabilidad (poniendo cara al producto orgánico), relaciones comerciales a largo plazo y sobre todo protegiendo la máxima de precios justos par el agricultor, adquisición de materia prima proveniente de la región.
Esta asociación tiene un gran prestigio a nivel mundial y el coste para el agricultor no es excesivo (1% de la facturación neta). Es una de las marcas más reconocidas por el consumidor en Alemania, que garantiza controles más exigentes del producto orgánico por encima de los de la Unión Europea.

Tagwerk, es una cooperativa de productores-consumidores de productos estrictamente ecológicos, regionales en su mayoría y quizás la que cumple mayores cuotas de comercialización directa (aunque es mixta) de las que hemos visto. Para empezar diré que en esta comercialización tienen cabida los productores que están en fase de reconversión hacia la agricultura orgánica (siempre con identificación de esta circunstancia) y que permite al agricultor afrontar este cambio de manera menos traumática. Trabajan muy bien la faceta de valorización del producto a través de la restauración, ferias, fiestas, catas y ponencias. La red de distribución tiene tres vías de salida:
1.- La Restauración y los Cocineros a los que facilitan directamente el producto.
2.- La Cooperativa que distribuye los productos entre los mercados asociados.
3.- Venta directa del productos al consumidor en su propia explotación.

El almuerzo tuvo lugar en Dorfen, un mercado asociado a Tagwerk, que improvisó un restaurante de comida ecológica para la ocasión. Un colorido abanico de verduras ecológicas inició la satisfacción de nuestros epigastrios, seguidas de unas lentejas turcas al horno de excelente ejecución, acompañadas con zumo de manzana y agua mineral ecológica.

Continuamos el camino hacia la finca Riem (Isarlandstr.1 München ). Finca Municipal donde Ruth Kleinöder y Alfons Bauschmid nos expusieron “La Política Agrónoma Municipal”
La Municipalidad de Munich cultiva 11 fincas repartidas por la región de más de 2000 ha. Se trabajan de manera ecológica y están afiliadas a Naturland y Bioland. En la finca Karlshof poseen 500 bueyes de ceba. El municipio posee derecho de destilación alcohólica en tres destilerías por una cantidad de 5000 hectolitros.

Las razones que nos argumentaron para que el Municipio se dedique a la actividad agrícola son:
– Provisión de Terrenos para la realización de proyectos urbanísticos en Munich.
– Protección y desarrollo del proyecto agro-cultural
– Salvar la franja agraria del cinturón verde de la ciudad
– Facilitación de terrenos de compensación y zonas de restitución natural.
– Recreación y actividades de esparcimiento para familias
– Transportar imagen favorable hacia los inversores
– Producción de alimentos sanos y regionales
– Formación ecológica hacia los colegios
– Responder a la demanda de proyectos urbanísticos
– Desarrollo de la biodiversidad del Campo
– Protección de agua, suelos y fines climáticos en una zona densamente urbanizada
– Influencia en el clima local urbano al penetrar estos terrenos en el área urbana

Además de la finca Riem y la finca Karlshof, trabajan en la finca Obergrashof, que desde 1989 implementan criterios ecológicos, en la que el 20 % es tierra cultivada; 40 ha. son alquiladas a una empresa de hortalizas ecológicas, el resto es hierba. En esta finca disponen de una planta de compostaje en la que tratan materias orgánicas, desechos de animales en el sector privado y del parque zoológico y el abono orgánico se reparte en fincas que en su mayoría no tienen ganadería.

En estas fincas se trabaja de modo convencional las plantas para uso energético que suponen un 20% de los cultivos. En casi todas las fincas la calefacción se proporciona con materia orgánica como madera troceada o biogás. Los tractores y vehículos utilizan aceite vegetal. Disponen de una planta de generación biogás con 150 KW para uso energético tanto de estiércol sólido y líquido como de maíz y corte de hierba. La planta produce al año 1.000.000 de KW y proporciona calefacción a la finca. La meta es aumentar la capacidad y suministrar biogás a la red de gas natural de Munich.

Uno de los objetivos es la producción sostenible de alimentos sanos correspondiendo a la expectativa de gran parte de los consumidores que demandan producción ecológica, enlazando conceptos empresariales, económicos y sociales. También fomentan la venta directa usando conceptos como regionalizad y contacto directo que promueven la confianza del consumidor.

Utilizan las cantinas, los mercados agrarios de las ferias y tiendas especializadas.

Por último decir que esta agricultura municipal obtiene beneficios netos y que el alcalde de Munich, Señor CDE, posee el título de “El más grande agricultor ecológicos de Bajaría”

Richard Mickasch tomó la palabra para hablarnos de Unser Land, que son grupos que han desarrollado el concepto de “agricultura regional”. Originalmente empezaron hace unos 12 años en el Landkreis (que seria como la provincia) de Fuerstenfeldbruck (una zona de gran densidad de población con unos 200.000 habitantes situada al oeste de Munich) ampliándose por los demás Landkreise de la región metropolitana formándose después una estructura de comercialización para el ciudadano de Munich (1.450.000 hab.) a través de supermercados no propios. Seleccionan sus productos, sin contar prácticamente con los productores, en base a que no puedan ser manipulados o influenciados en sus precios por el mercado convencional. Son productos de calidad, para una demanda de consumidores de clase media alta y basada en una relación de confianza estructurada en compartir una misma vivencia religiosa.

Tienen mucho éxito y gozan de la admiración de la sociedad por el éxito alcanzado por una organización altruista sin ánimo de lucro, que ha conseguido valorizar productos regionales, pero no son accesibles a todos los ciudadanos por su alto precio de mercado. Actualmente cuenta con 10 importantes centros organizativos.

La panadería ecológica Hofpfisterei de Munich, es una empresa centenaria, que en 1989 decidió elaborar en ecológico, se asoció a Naturland y supuso un importante impulso para los agricultores regionales de cereal orgánico. Colabora activamente en el proyecto Ciudad Bio Munich, repartiendo Cajas Bio para bocadillos en la escuela primaria. Visitadas las instalaciones, tengo que decir que no queda mucho de artesanal en las mismas, salvo quizás la receta de mezcla de variedades de cereales que nuestro anfitrión no nos desveló, pues las ventas son de tal magnitud que no ha tenido más remedio que sucumbir a las nuevas tecnologías en este campo. Decir que es increíble la variedad de tipos de pan que ofrece al mercado que a buen seguro agradecerán sus clientes.

Con esta visita acabamos el programa oficial, pero no quiero acabar este pequeño resumen sin resaltar que esta visita además de ofrecernos la experiencia de una sociedad que nos lleva 20 años en estas materias, ha servido para relacionar Instituciones y Organizaciones sociales unidas por un mismo objetivo aunque por caminos y ritmos distintos. No me cabe ninguna duda que esta relación dará su fruto a corto plazo. Por último agradecer a la Fundación Zadorra Fundazioa la organización del viaje y a Ramón Arndt la perfecta ejecución del mismo.

Alberto López de Ipiña Samaniego
Presidente de Slow Food Araba-Álava


Versión para imprimir Versión para imprimir

Lo sentimos, actualmente estn cerrados los comentarios para este artculo.