Convivium Araba-Álava

Presentación de productos de la Montaña Alavesa a los cófrades de Santa Teodosia

lunes, noviembre 2nd, 2015

Presentación de productos de la Montaña Alavesa a los cófrades de Santa TeodosiaUno de los principales objetivos de Slow Food es sensibilizar y proyectar a la población en general, la debida importancia del placer vinculado al alimento, aprendiendo a disfrutar sabores, reconociendo la variedad de los lugares de producción, valorando el trabajo de nuestros agricultores y ganaderos, en definitiva conjugando el placer y la reivindicación de una nueva alimentación responsable.

Por ello una vez más, en esta ocasión a los cófrades de Santa Teodosia, ofrecimos una degustación de productos de la Montaña Alavesa donde estuviron presentes la patata, la ternera, embutidos de la zona, queso de artzai-gazta y frutos de la tierra todos ellos aderezados con aceite de Rioja Alavesa y sal de Salinas de Añana y maridados con arabako txakolina y vino de Rioja Alavesa.

Esta ermita cuenta desde antiguo con una cofradía, (la regla más antigua que se dispone es del 3 de Abril de 1685 y según consta en esta regla había otra que se quemó en casa del señor abad.

Ésta se basa en el modelo de la Cofradía de Nuestra Señora de Iturrieta) según cuenta Josetxu Martínez Montoya, orientada a promover el culto a la Santa (protectora contra el reuma) y a velar por el bien espiritual de los cofrades difuntos:

“Primeramente ordenamos que la dicha cofradía se aya de hacer y celebrar el primer domingo después de Nuestra Señora de Agosto en la dicha basílica de Santa Theodosia y que todos los cofrades ayan de acudir este día para las ocho de la mañana y que hasta esta hora se diga una misa cantada por los cofrades difuntos con un responso y se dé de limosna tres reales, y después de esta se diga muna missa mayor con toda solemnidad a la hora competente que el Abad aya de decir. Y después de comer se cante un responso. E inmediatamente se digan completas y que todos los cofrades acudan pena de dos reales. (excepto los sacerdotes que fueran semaneros)”.

Como el resto de las cofradías, contaba con un abad (el cura de la Villa de San Vicente), un mayordomo (a renque) y cuatro contadores.

(más…)