Convivium Araba-Álava

En el Mercado de la Almendra, dedicado al Arabako txakolina

lunes, septiembre 11th, 2017

En el Mercado de la Almendra, dedicado al Arabako txakolinaComo en otras ocasiones Slow Food Araba-Álava dispone de un stand diferenciado, en el Mercado de la Almendra, que se celebra los primeros sábados de cada mes en Vitoria-Gasteiz, con el objetivo de valorizar los productos alaveses de calidad así como el trabajo de nuestras productoras y productores. El 2 de septiembre de 2017, elegimos al néctar de Aiala, Arabako Txakolina.

El txakolí es un vino especial vinculado desde siempre al pueblo vasco y ligado fundamentalmente hasta ahora a la costa. Así cuenta con una gran tradición en Guipúzcoa, Bizkaia y la Comarca alavesa de Ayala.

Actualmente el viñedo de txakolí está implantado en los tres territorios históricos, aunque con escasa significación cuantitativa en relación con el vino de la Rioja Alavesa. Concretamente, el viñedo productivo de txakolí abarca un total de 700 Has., de las que aproximadamente 350 corresponden a la D.O. Getaria, (que agrupa viñedos en toda Guipúzcoa) con una producción anual de alrededor de 2.200.000 botellas.; unas 300 Has., corresponden a Bizkaia (esparcidas por casi toda la provincia, aunque destacan la comarca de Bakio y las Encartaciones) con una producción de aproximadamente 2.000.000 botellas. Y finalmente las 150 Has. de Álava con una producción de aprox. 430.000 botellas que irán incrementándose en los próximos años.

(más…)

Laboratorio del gusto y presentación de productos Slow Food en el Palacio de Arcos de Quejana

miércoles, noviembre 18th, 2015

Laboratorio del gusto y presentación de productos Slow Food en el Palacio de Arcos de QuejanaEste palacio se encuentra situado en el corazón del Valle de Ayala, rodeado de 60.000 metros cuadrados de verdes prados en propiedad en los que podrá pasear, jugar, descansar… A escasos 500 metros se encuentra el Monasterio de los Señores de Ayala, el conjunto monumental de época medieval más importante de Álava, declarado en 2002 bien cultural calificado por el Gobierno Vasco. Está compuesto por el palacio fortificado del siglo XIV, la iglesia de San Juan Bautista, y el torreón capilla de la Virgen del Cabello, donde se halla la tumba de alabastro del canciller D. Pedro López de Ayala y su mujer Leonor de Guzmán. El Canciller Ayala es, quizá, el personaje histórico más importante de la provincia de Álava y, en su tiempo, el más influyente del Reino de Castilla.

El equipo humano de Arcos de Quejana está formado por un grupo sólido de jóvenes profesionales capitaneados por Ángel San Mamed, gerente y propietario de la empresa en la que ha invertido sus últimos 20 años de manera incansable. Gran parte de los trabajadores de Arcos de Quejana llevan más de 10 años profundamente implicados en este bonito proyecto, al que han visto crecer con la ilusión y el orgullo de haber formado parte de una evolución extraordinaria en la hostelería local. Poco queda de aquel pequeño alojamiento en medio del campo abierto en 1995 por el que nadie apostaba cuando el turismo rural todavía no existía como tal.

En este excelente entorno Slow Food Araba realizó el pasado 8 de noviembre un Laboratorio del Gusto, promocionando a la vez uno de nuestros restaurantes Km0.

(más…)

Slow Food Araba-Álava presenta a sus productos, productoras y productores en el Mercado de la Almendra de Vitoria-Gasteiz

miércoles, agosto 20th, 2014

Slow Food Araba-Álava presenta a sus productos, productoras y productores en el Mercado de la Almendra de Vitoria-GasteizComo hemos afirmado en innumerables ocasiones actuar a escala local significa sobre todo construir economía local: cuidar de la propia casa, del propio territorio, fomentando procesos virtuosos o enriqueciendo los ya existentes. Todo esto se puede realizar cuando hacemos la compra ayudando a los productores para que se vean gratificados, remunerados por una compensación justa, y para que sus condiciones de vida sean dignas.

A nivel productivo la pequeña escala es, además, aquello que siempre hemos de apoyar, porque la producción de dimensión local, principalmente para la propia comunidad, será el futuro de los sistemas agrícolas. Se trata de un modo de producir que, al ser practicado por quien cuida del territorio, está en condiciones de salvar las razas animales y las variedades vegetales autóctonas y, por tanto, la biodiversidad. Esta escala es la dimensión en que se practica la transmisión de los saberes tradicionales y populares, de padre a hijo y de agricultor a agricultor. Las economías locales de pequeña escala son lugares de difusión y conservación del conocimiento, de formación de identidad, de afirmación de los individuos y de las comunidades. Tenemos que subrayar que la economía local productiva no es un regreso al pasado, sino lo más moderno aún desde un punto de vista económico. Son sistemas más justos y sostenibles de distribución de la riqueza y del bienestar a todos los niveles. Permiten tomar las riendas de nuestras vidas junto a las de nuestros amigos, en lugar de dejar que otros decidan por nosotros sobre cuestiones determinantes como son nuestros derechos y los de la Tierra.

(más…)

Presentación de productos alaveses en el restaurante Izki de Maeztu

viernes, mayo 11th, 2012

Presentación de productos alaveses en el restaurante Izki de MaeztuEl pasado domingo, 6 de mayo de 2012, nos dimos cita en la localidad de Maeztu para conocer de primera mano el estado de algunos de nuestros productos como la ternera ecológica, el potro de la montaña alavesa, el cordero ecológico, el aceite de Rioja Alavesa o el Txakolí. Para hablarnos de este último producto estuvo entre nosotros Jose Antonio Merino, Gerente de la D.O. Arabako Txakolina. Jose Antonio nos comentó que la climatología poco favorable durante casi todo el año no ha mermado la calidad de este caldo. Es más, el gran trabajo realizado por las bodegas del territorio va a permitir que se pueda disfrutar de él como nunca. Eso sí, la cantidad producida ha sido algo menor que en ocasiones anteriores. La calificación otorgada ha sido la más alta de entre las posibles. La campaña se puede calificar de diferente; la vendimia estaba prevista para octubre pero la hemos tenido que hacer dos semanas antes, señaló. La producción ha estado condicionada en 2011 por la gran seguía sufrida en los meses de agosto y septiembre. El pasado año fue atípico en lo que a condiciones meteorológicas se refiere. Se partió de un invierno clásico, es decir frío y lluvioso, al que siguió una primavera húmeda y también lluviosa. En el mes de julio las precipitaciones estuvieron presentes prácticamente todos los días. Sin embargo, un agosto y septiembre muy secos produjeron un aumento de grado y una reducción de los granos. Ambas condiciones afectaron “claramente” a la producción en una campaña que se preveía muy buena si hubieran acompañado las lluvias en agosto o septiembre.

(más…)