Convivium Araba-Álava

Slow Food en el Entroje y Cierre de la cosecha 2017 en Salinas de Añana – Nombramiento de Caballero Heredero de las Reales Salinas de Añana a Luis Ángel Plágaro

lunes, octubre 2nd, 2017

Slow Food en el Entroje y Cierre de la cosecha 2017 en Salinas de Añana - Nombramiento de Caballero Heredero de las Reales Salinas de Añana a Luis Ángel PlágaroDurante el periodo Triásico (hace entre 251 y 208 millones de años), en una época en la que todos los continentes estaban unidos formando el continente llamado Pangea, Salinas de Añana se encontraba sumergida bajo un gran océano. La evaporación de sus aguas provocó la deposición de grandes capas de evaporitas en su fondo que, con el tiempo, fueron cubiertas por otros estratos.

La existencia de sal en Añana se explica por el fenómeno geológico denominado diapiro. En líneas generales, consiste en la ascensión hacia la superficie terrestre de materiales más antiguos debido a su menor densidad, del mismo modo que una burbuja de aire inmersa en un líquido tiene un movimiento ascendente. Este particular proceso comenzó en el caso que nos ocupa hace unos 220 millones, cuando las rocas evaporíticas del Triásico en facies Keuper -situadas a unos 5 kilómetros de profundidad- comenzaron a ascender a la superficie, arrastrado consigo los materiales que caracterizan el paisaje salinero: carniolas, ofitas, calizas. margas, arcillas, etc. Este proceso se encuentra aún activo.

La cosecha de este año, en palabras de Andoni Erquiaga, Gerente de la Fundación Valle Salado, a pesar de las lluvias veraniegas ha sido fructífera. Toda la oferta se ha quedado pequeña para atender la enorme demanda del producto gracias a las más de 40.000 visitas que se han producido durante el verano, «un millar más que el año pasado».

(más…)

Slow Food Araba-Álava en el entroje y cierre de la cosecha 2016 en Salinas de Añana y nombramiento de caballero heredero de las Reales Salinas de Añana a Juan Ignacio Lasagabaster

lunes, septiembre 26th, 2016

Slow Food Araba-Álava en el entroje y cierre de la cosecha 2016 en Salinas de Añana y nombramiento de caballero heredero de las Reales Salinas de Añana a Juan Ignacio LasagabasterDurante el periodo Triásico (hace entre 251 y los 208 millones de años), en una época en la que todos los continentes estaban unidos formando el continente llamado Pangea, Salinas de Añana se encontraba sumergida bajo un gran océano. La evaporación de sus aguas provocó la deposición de grandes capas de evaporitas en su fondo que, con el tiempo, fueron cubiertas por otros estratos.

La existencia de sal en Añana se explica por el fenómeno geológico denominado diapiro. En líneas generales, consiste en la ascensión hacia la superficie terrestre de materiales más antiguos debido a su menor densidad, del mismo modo que una burbuja de aire inmersa en un líquido tiene un movimiento ascendente. Este particular proceso comenzó en el caso que nos ocupa hace unos 220 millones, cuando las rocas evaporíticas del Triásico en facies Keuper -situadas a unos 5 kilómetros de profundidad- comenzaron a ascender a la superficie, arrastrado consigo los materiales que caracterizan el paisaje salinero: carniolas, ofitas, calizas. margas, arcillas, etc. Este proceso se encuentra aún activo.

El agua de lluvia caída sobre el diapiro atraviesa, en primer lugar, los estratos superiores de roca y después, las capas de sal, aflorando de nuevo a la superficie en forma de surgencias hipersalinas. El conjunto de los manantiales existentes en Añana aportan un caudal medio de 3 litros por segundo, con una salinidad media superior a 250 gramos por litro.

(más…)