Convivium Araba-Álava

Slow Food Araba-Álava en la Fiesta del Aceite de Rioja Alavesa 2016 en Moreda

martes, marzo 29th, 2016

Slow Food Araba-Álava en la Fiesta del  Aceite de Rioja Alavesa 2016 en MoredaLo que tan sólo hace 5 años era una incertidumbre o un sueño de quijotes hoy se ha convertido en una feria consolidada, la Fiesta del Aceite de Rioja Alavesa, y la más firme reivindicación de un excelente producto de calidad. Podemos afirmar que aún sigue siendo una potencia por descubrir en toda su dimensión, Pero mientras llega el momento de que el aceite de oliva virgen de Rioja Alavesa deje de ser un complemento para empezar a hablar de tú al vino de la comarca, este oro líquido se va consolidando como una atracción para los sentidos por su extraordinaria calidad.

La producción riojanoalavesa de aceite de oliva virgen extra, según los datos aportados por la Mesa del Aceite y el Olivo de Rioja Alavesa (Maora), sumó en 2015 un total de 384.000 kilos.

Ya molturado, con el prensado de esas olivas se han obtenido unos 77.000 litros de aceite de oliva virgen de varias categorías: ecológico, con label de calidad y de autoconsumo.

Teniendo en cuenta que la transformación de oliva en aceite es una quinta parte de su peso, Díaz de Cerio, responsable técnico de Maora, explica que en el trujal de Lantziego entraron 84.000 kilos de olivas, con las que se han podido elaborar en torno a los 17.000 litros de aceite. En el Trujal-Almazara de Rioja Alavesa, la empresa privada de Oion que tanto ha peleado por el reconocimiento del aceite, entraron 92.000 kilos, que finalmente supusieron unos 18.400 litros de aceite de oliva virgen con Label de Calidad.

(más…)

Slow Food Araba-Álava presentando nuestros productos y productores en el Mercado de la Almendra de Vitoria-Gasteiz

lunes, mayo 5th, 2014

Slow Food Araba-Álava presentando nuestros productos y productores en el Mercado de la Almendra de Vitoria-Gasteiz Para nuestra humanidad deviene imprescindible regresar a la tierra y más cuando tenemos todas las posibilidades para hacerlo y existen tantas formas para poder hacerlo.

En primera instancia, regreso a la tierra puede significar en concreto volver a cultivar, a practicar la agricultura. Los campos de todo el mundo se han despoblado o se despueblan. Cada vez es más frecuente que los jóvenes no sientan la necesidad de continuar la labor de sus padres y, donde las familias no cultivan ya la tierra desde hace generaciones, el oficio de agricultor es muy raramente contemplado como opción de vida en el futuro de un muchacho o de una muchacha.

Pero, para que esto no ocurra, en primer lugar, es necesario restituir el orgullo y la dignidad a la labor agrícola, una de las más útiles, delicadas, importantes y –no está de más añadirlo- de las más bellas que existen. Producir alimentos para uno mismo y para el prójimo es el modo más puro y completo de reponer el alimento en el centro de la propia vida, insertándose armónicamente en los sistemas naturales, interaccionando con ellos con respeto por preservarlos y hacerlos evolucionar, obteniendo el necesario sustento y una gratificación que pocos trabajos en el mundo pueden igualar.

(más…)