Convivium Araba-Álava

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasLa Fundación Deporte Sin Barreras nace con el objetivo de sensibilizar e impulsar la integración de las personas con discapacidad y otros colectivos en riesgo de exclusión social, a través del deporte-salud. Bien es sabido por todos que el deporte además de saludable es socialmente integrador, por ese motivo La Fundación Deporte Sin Barreras quiere acercar la posibilidad de la práctica deportiva amateur a las personas con discapacidad física y psíquica facilitando medios y entornos favorables para ellos.

La Fundación imparte talleres sobre deporte adaptado, para inculcar entre los escolares valores como el respeto y la empatía ante la diversidad, a través del conocimiento de la discapacidad y de la mano de deportistas de elite.
Este proyecto comenzó cuando Francisco Javier Roca un empresario del sector deportivo conoció a Antonio, deportista con esclerosis múltiple que entrenaba en un gimnasio, la vida de Antonio mejoro notablemente debido a su reducción de peso gracias al deporte, pero sobre todo a la motivación que tenía por ir cada día al gimnasio y sentir como evolucionaba.
Gracias al patrocinio de Javier Roca y su empresa, Antonio pudo entrenar a diario y participar en diversos torneos hasta llegar a convertirse en Campeón de España Fitness Discapacitado. Javier Roca pensó en ese momento que todas las personas con discapacidad deberían tener las mismas posibilidades que tuvo Antonio para poder usar el deporte como una herramienta de integración y de mejora de su salud.

El Hotel Arcos de Quejana es famoso por muchas cosas y una de ellas es la solidaridad, organizan eventos a favor de diferentes ONG a lo largo del año, incluso tienen un bosque solidario.

La solidaridad es uno de los valores humanos por excelencia, que se define como la colaboración mutua en la personas, como aquel sentimiento que mantiene a las personas unidas en todo momento, sobre todo cuando se vivencian experiencias difíciles. Se encuentra muy ligada al amor.

¿En qué se basa la solidaridad? La solidaridad se apoya en varios motivos que podemos reunir en dos grupos:

a) Razones humanas: igualdad de naturaleza, necesidad de apoyo.

b) Motivos espirituales: fraternidad humana, común dignidad de hijos de Dios.

La solidaridad trasciende a todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, y es más que nada un acto social, una acción que le permite al ser humano mantener y mantenerse en su naturaleza de ser social.

Debido a lo anterior resulta fundamental fomentar y desarrollar la solidaridad en todas sus aristas, ya que no sólo será necesario llevar a cabo las acciones de las que se requerirá en momentos de guerra o desastres naturales, sino que será fundamental aplicar cuando alguno de nuestros seres queridos, ya sean amigos o familiares, tengan algún problema en el que nuestra ayuda o compañía sean un aporte para mejorar en cierto modo la situación.

Es importante comenzar a fomentarla desde la infancia, con pequeñas cosas, desde el amor y respeto por la naturaleza, hasta la ayuda incondicional al amiguito o la amiguita que está enferma y que necesita con suma urgencia algo o hacia los más desposeídos. No olvidemos el ejemplo en todo este proceso como adultos.

Se puede decir que la solidaridad se establece como la base de muchos otros valores humanos o, incluso, de nuestras relaciones sociales más valiosas, tal como es el caso de la amistad. En este sentido, la solidaridad nos permite sentirnos unidos a otras personas en una relación que involucra sentimientos necesarios para mantener el funcionamiento social normal. En términos más generales, puede incluso permitirle al hombre sentir que pertenece a determinado lugar; en otras palabras, permite desarrollar sentimientos como los de pertenencia a cierta nación, manteniendo a los ciudadanos de un mismo lugar luchar juntos por un mismo motivo o trabajar unidos para lograr una misma meta.

En tan incomparable marco como Arcos de Quejana, el pasado 7 de mayo de 2017, se realizó una jornada solidaria a favor de Deporte sin Barreras en la que participó activamente Slow Food Araba, propiciando una degustación de productos para la recaudación de fondos de la misma. Además de otras empresas que generosamente donaron productos participó la Deportista Ruth Beitia.

Otra excelente jornada donde además de producto hemos puesto también ilusión.

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras

Slow Food Araba con la Fundación Deporte sin BarrerasSlow Food Araba con la Fundación Deporte sin Barreras


Versión para imprimir Versión para imprimir

Deja un comentario