Convivium Araba-Álava

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana dele Territorio, Alimentación y PaisanajeLa “Semana del Territorio, Alimentación y Paisaje” se ha enmarcado en la celebración de la capitalidad verde europea que ostenta Vitoria-Gasteiz en el año 2012. Su objetivo has ido constituir un punto de encuentro entre los diferentes agentes imprescindibles para hacer posible avanzar en un nuevo modelo agrosostenible para el municipio.

El anillo agrícola que rodea la capital alavesa forma parte intrínseca del concepto de ciudad sostenible junto a los otros espacios, el más conocido Anillo Verde, el futuro anillo interior y el que se conoce como de las Tierras Altas, que son los montes que bordean el municipio. Todos ellos, conectados, forman la malla o infraestructura verde de Vitoria. Para profundizar en la importancia que tendrá en el futuro esa mancha de cultivos que rodea la ciudad, la concejala de Medio Ambiente, Idoia Garmendia, presentó el pasado 5 de noviembre la Semana del Territorio, Alimentación y Paisaje.

El programa que se ha desarrollado ha planteado una serie de acciones dirigidas tanto al ciudadano de a pie en tanto que consumidor, como a productores, instituciones y organizaciones sociales, con propuestas como talleres, cursos, jornadas de presentación de experiencias y debate, degustación gastronómica y animación de mercados.

Alternativas al Comercio Internacional tradicional, donde se ha planteado si en tiempos de crisis e incertidumbre debemos replantearnos cómo comercializamos y cómo consumimos, plantearnos el comercio justo como alternativa que incorpora al criterio económico valores éticos, sociales y ecológi¬cos.

El ingeniero industrial mexicano Eugenio Gras, pionero en permacultura, nos habló de criterios indispensables para incrementar la capacidad de almacenamiento de agua en la tierra, factor determinante en la producción de alimentos en cualquier propiedad y a cualquier escala. Agricultura regenerativa. El actual sistema de producción es insostenible, cada segundo nacen tres personas y cada siete segundos se pierde una hectárea cultivable del planeta. “ A diferencia de un ingeniero agrónomo que tarda 5 años en licenciarse, un hortelano necesita 15 días para aprender a generar su propia tecnología agrícola y ser autosuficiente” , aseveró Eugenio, siendo este el objetivo de la permacultura, convertir a los labradores en científicos de sus tierras.

El sindicato agrario alavés UAGA, por su parte, presentó su propuesta de alternativas y estrategias de actuación para el desarrollo del sector agrario y del medio rural en el municipio de Vitoria en clave de sostenibilidad, Una de las ideas defendidas por los representantes de los agricultores es la creación de un mercado diario en el que se pongan en venta solamente alimentos producidos en las huertas o derivados de la ganadería locales.

No es la única propuesta que se hace desde el sector para hacer de la agricultura un elemento clave en la salud y el bienestar de la población vitoriana. La creación de una granja experimental, el impulso a la ganadería, la modificación de algunos artículos del Plan General de Ordenación Urbana que permita la creación de nuevas explotaciones, forman parte de la batería de proyectos que se han estudiado en el sindicato agrícola con la colaboración el Centro de Estudios Ambientales.

La UAGA parte de datos reveladores sobre el retroceso de la agricultura y especialmente la pérdida de suelo agroforestal. En los últimos 16 años se han perdido 175 hectáreas cada año.

Como colofón a la jornada del día 7 de noviembre de 2012, en el Palacio de Montehermoso, Slow Food Araba-Álava, paladín de la defensa de los productores y productos de calidad, organizó un Laboratorio del Gusto donde participaron productores responsables y los cocineros y cocineras del Covivium elaboraron exquisitos bocaditos con sus productos:

Después de la presentación de esta ya tradicional herramienta, por parte de Alberto López de Ipiña, Presidente de la Organización, fue presentando a l@s ponentes, comenzando por Ana Pérez de Arrilucea quien manifestó la importancia de preparar bien la tierra para que la salud de las plantas no se vea afectada; lleva muchos años en agricultura ecológica y a pesar de sus dificultades está muy orgullosa de su trabajo por su contribución al medio ambiente y a la salud de sus consumidores, que cada vez son más; consumidores que atiende en el Mercado de la Tierra de “La Plaza”, en Vitoria-Gasteiz. Terminó animando a l@s productoras/es a acompañarles en la venta directa que realizan como única manera de recibir un precio justo por su trabajo. También resalto la seriedad en el trabajo que se debe realizar con mimo y con suma responsabilidad.

Iker Díaz de Cerio, productor de aceite en Moreda, comenzó hablando de la calidad que ha conseguido el aceite virgen de la variedad arróniz, demostrada en la recientemente en Turín, en la prestigiosa Feria del Salone del Gusto, de la que ha venido muy ilusionado y donde ha compartido con otros jóvenes productores problemática y soluciones para el sector primario y muy especialmente para el del aceite. Se ha tratado de un encuentro en el que los protagonistas son los productores que apuestan por sistemas de producción sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y con las formas de cultivo tradicionales.

Aprovechando que teníamos en la sala a Fernando Martínez-Bujanda, Técnico de la Diputación Foral de Alava e impulsor y responsable del proyecto Óleum, le solicitamos que nos explicara brevemente en qué consistía este proyecto. Varios proyectos han permitido, desde su puesta en marcha, la plantación de más de 4.000 olivos nuevos en Moreda, Kripán, Elvillar, Elciego y Oion, así como la recuperación de olivos centenarios que estaban sin cuidado ni mantenimiento en varias parcelas de Moreda, especialmente. Buena parte de esa labor se ha llevado a cabo a través del citado Proyecto Oleum, gracias a la colaboración de personas discapacitadas, que han encontrado así una forma de integración en el ámbito laboral, y de personas que cumplían condenas en prisión. De esta forma seis personas del taller Kimu, que forma parte del Centro Especial para la Integración y Desarrollo (Indesa) se convirtieron en los pioneros en la plantación de cerca de 200 nuevos olivos en una finca de Oion, que entonces era una enorme escombrera de la que hoy no queda ni rastro. Se trata también de recuperación de personas destacó Fernando, con un objetivo inicial de integración de personas con discapacidad se pretende a la vez promocionar el cultivo del olivo en Rioja Alavesa de forma sostenible en el aspecto medioambiental.

Las fases del proyecto contemplan desde la plantación de olivares y la recuperación de olivos singulares en parcelas públicas, hasta la comercialización de aceite pasando por el cuidado de las parcelas y la obtención de Aceite.

Mientras iban saliendo los bocaditos a degustar:

• Gazpacho de verduras de temporada y aceite de edulis.
• Tosta de queso de leche vaca y oveja trufado.
• Mini Hamburguesa de Terreña y verduras ecológicas al vino tinto de Rioja Alavesa
• Cucharita dulce de higos y nueces, aceite virgen y arabako txakolina

Estos productos fueron acompañados por Txakolí Eukeni, al mismo tiempo que José Antonio Merino nos daba algunas pinceladas de este producto y de la cosecha de este año. Nos comentó que la climatología poco favorable durante casi todo el año no ha mermado la calidad de este caldo. Es más, el gran trabajo realizado por las bodegas del territorio va a permitir que se pueda disfrutar de él como nunca. Eso sí, la cantidad producida ha sido algo menor que en ocasiones anteriores. La producción ha estado condicionada en 2012 por la gran seguía sufrida , sin embargo las lluvias que se produjeron poco antes de la vendimia harán que la cosecha 2012 sea excelente.

Le tocó el turno a Aitor Marauri para explicarnos como han conseguido transformar aquel aceite de consumo domestico que dejaba mucho que desear para los gustos del mercado actual para pasar al un aceite hoy reconocido como de gran calidad aunque todavía falte mucho trabajo que realizar para llegar al difícil mercado alimentario. Sin embargo no sólo buscan la calidad sino que les preocupa la sostenibilidad y el mantenimiento de biodiversidad y del medio ambiente, por lo que se encaminan a la consecución del sello biológico.

Koldo Zubizarreta de Aretxabaleta nos contó como su abuela cuidaba y seleccionaba las semillas hortícolas para preservar variedades autóctonas o bien aclimatadas. Sieguiendo las enseñanzas de la amona Koldo se empeñó en perpetuar el tomate morado de Aretxabaleta. Casi extinguido en 1990 , ahora gana concursos. Podría decirse que es uno de los tomates más elegantes y más sabrosos de cuantos tenemos en nuestro entorno.

Ante de que Mónica Ibarrondo, representante del CEA, cerrara el laboratorio tuvimos la suerte de escuchar a Adolfo Martínez de Santos, ganadero alavés, empeñado a preservar nuestras razas autóctonas por encima de resultados económicos. Premisas en su explotación son “el máximo respeto hacia el bienestar y la protección de los animales, así como prácticas y manejo extensivo de la cabaña poniendo por encima, siempre, la calidad a la cantidad”.

Alfonso convencido de la necesidad de la conservación del medio y del entorno natural es, junto a su familia, una de las esperanzas que nos queda de mantener el patrimonio cultural alimentario de nuestro Territorio Histórico de Álava.

También cría algunos cerdos, para consumo propio, aprovechando el suero de pastores de la zona y el forraje de la huerta, consiguiendo inmejorables resultados.

Su ganado está todo el año en el monte a excepción de los momentos de partos en los que a causa de la proliferación del lobo y el peligro que corren las crías recién nacidas.

Este ganadero observa el máximo respeto con los animales facilitando las mejores condiciones necesarias para su desarrollo vital, evitando cualquier tipo de daño, malos tratos y molestias innecesarias a lo largo de su vida que hacen innecesarios los habituales tratamientos veterinarios.

Adolfo terminó su intervención agradeciendo a Slow Food Araba-Álava por su labor divulgadora de su trabajo y de su producto para expandir su comercialización.

Otra didáctica y sabrosa gran jornada.

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana dele Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y PaisanajeSlow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje

Slow Food Araba-Álava en la Semana del Territorio, Alimentación y Paisanaje


Versión para imprimir Versión para imprimir

Deja un comentario