Convivium Araba-Álava

Slow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloa

Slow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloaContinuando con nuestro objetivo de defender la biodiversidad y la labor de nuestros Intelectuales de la Tierra, agricultores y ganaderos responsables, Slow Food Araba-Álava volvió a estar el sábado día 6 de octubre de 2018, el Mercado de la Almendra con una raza en peligro de extinción como es la Gallina Llodiana o Rubia Alavesa.

Considerada la variedad perdida de la euskal oiloa, que es la raza de gallinas autóctonas vascas. Si desconocida era la existencia de esta raza, mucho más el origen de su crianza en Llodio que se remonta a la juventud de Juan Manuel de Urquijo, cuarto marqués de Urquijo y que con tan solo 25 años ya era considerado como un experto avicultor. Una de sus instalaciones avícolas más importantes se encontraba en el Palacio de Lamuza, donde su familia pasaba las vacaciones. Durante la época estival Juan Manuel aprovechaba para recorrer caseríos de la zona buscando gallinas que presentaran una buena aptitud y morfología que permitieran utilizarlas como buenas reproductoras.

Tras el periodo de pormenorizada selección logró obtener ejemplares de alta calidad gallina llodiana, una raza de ave de tamaño medio, de tarsos amarillos y crestas simples y que destacaba por el color del plumaje rubio-leonado.

El siguiente paso dado por el marqués de Urquijo fue repartir entre los labriegos de la comarca lotes de pollitos con el fin de fomentar la implantación de la especie. Y en gran parte lo consiguió ya que la también denominada rubia alavesa estuvo presente en varios certámenes de reconocidos prestigio de su época, como la exposición de avicultura de Madrid de 1923, el Concurso Nacional de ganados de 1926 o la quinta Exposición Mundial de Avicultura celebrada en Roma en 1933.

Hoy gracias a jóvenes avicultores como Aitor Hernández López de Armentia y Miguel Ángel García-Diego podemos volver a disfrutar de los encantos organolépticos de esta ave. Ellos pertenecen a la Asociación EOALAK que nació en el año 2006, de la mano de unos románticos criadores de las últimas gallinas y ocas autóctonas de Euskadi, que se encuentran en peligro de extinción.

Durante muchos años el abandono de las variedades de gallinas y ocas propias, en beneficio de especies industriales, ha puesto en el filo de la navaja a las razas domésticas aviares que durante siglos han sido criadas en nuestros caseríos. Eoalak nació con vocación de recuperar estos bellos animales, promocionar su cría de la forma tradicional, y obtener su reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional.

Para Slow Food la Biodiversidad no es un concepto abstracto, es la vida misma de nuestros pueblos, de la naturaleza, de nuestro planeta, la biodiversidad está hecha de hombres, de plantas silvestres y cultivadas, de animales salvajes y domésticos, de climas y ambientes naturales, de idiomas y culturas, de alimentos y cuyos guardianes son los campesinos, los pescadores y los artesanos que sin embargo, corren el riesgo de ser excluidos por las reglas del mercado global, de la industria y de la agricultura masificada. En un siglo se han extinguido trescientas mil variedades vegetales, un tercio de las razas bovinas, ovinas y porcinas se ha extinguido o está en vías de extinción. El diluvio de la homologación afecta a las hortalizas, a la fruta, las razas y los quesos, dulces, panes…

Esta es la locura de una agricultura hiperproductiva que se ha demostrado como un clamoroso fracaso. No ha dado de comer al planeta, lo ha contaminado, ha anulado la identidad cultural de pueblos enteros y ha reducido drásticamente la diversidad. Por esto Slow Food está comprometida en una batalla a favor de la agricultura sostenible y de calidad y a favor del alimento BUENO, LIMPIO Y JUSTO.

La Fundación está creando una red de mercados campesinos en todo el mundo, promoviendo una cadena corta de comercialización entre quien produce y quien consume, proporcionando la dignidad cultural a campesinos, pastores, pescadores y artesanos.

En realidad, las ‘rubias alavesas’ están seleccionadas entre las Eusko Oiloa «y se diferencian de ellas en el color, que debe ser rubio, aunque se permiten algunas plumas negras en la cola como aparecen también en las fotos de la época del marqués», precisó Beraza.

Después de muchos años de trabajo, tenemos varios ejemplares. Se trata de una labor costosísima para evitar los problemas de consanguinidad que Miguel Angel ha trabajado como mucho esfuerzo y cariño.

Aitor nos trajo dos ejemplares para la delicia de los que visitaron nuestro Stand. Dio buena cuenta de las características de esta raza diferenciando entre macho (más difíciles de conseguir) y hembras:

Características del gallo:
Cabeza: Larga y ancha.
Cara: Lisa y de color rojo vivo.
Cresta: Simple, de tamaño mediano, derecha y firme. Presenta de cinco a siete dientes bien definidos.
El espolón aparece ligeramente levantado de la línea del cuello. De color rojo vivo.
Barbillas: Largas, delgadas y lisas, con el borde inferior redondeado. De color rojo vivo.
Orejillas: tamaño mediano, bien pegadas a la cara, lisas y de forma lanceolada. De color rojo vivo.
Pico: Fuerte, vigoroso y bien curvado. Predomina en la mandíbula superior el pardo oscuro sobre el córneo amarillento; en la inferior pueden aparecer manchas de color pardo oscuro pero sólo en la parte proximal.

Ojos: Grandes y ovales; con el iris castaño claro.
Cuello: Moderadamente largo, bien arqueado; esclavina abundante, flotando sobre la espalda.
Dorso: Ancho y cayendo ligeramente hacia la cola; caireles abundantes y de longitud mediana.
Pecho: Ancho, profundo y bien redondeado.
Abdomen: Bastante desarrollado.
Cola: De tamaño medio. Timoneras anchas y superpuestas, colocadas en ángulo de 45º sobre la horizontal. Hoces de largo mediano, bien curvadas.
Alas: Grandes, bien plegadas y ceñidas al cuerpo.
Muslos: Fuertes y robustos.
Tarsos: Más bien largos, gruesos, fuertes y de color amarillento, Con cuatro dedos.
La esclavina y los caireles son de color leonado anaranjado mas intenso que en el resto de cuerpo, destacando por su brillo sobre el resto de plumaje… En las alas, el arco y las cubiertas son también leonadas. En las remeras primarias y secundarias predomina el leonado, sobre el negro, Las 8-10 plumas que constituyen la hilera inferior de coberteras del vuelo leonadas con la base negra. La cola tiene las timoneras y las hoces de color leonado con restos negros. El dorso y la silla son de color leonado menos intenso que la esclavina.

Gallina:
El plumaje general es leonado algo menos mas claro que los machos. El cuello destaca por su tonalidad anaranjada aunque no de forma tan acusada como en los gallos. En la parte final de la esclavina algunos ejemplares presenta algunas motas negras siendo deseable que sean leonados en su totalidad, y en la cola las timoneras son leonadas y negras predominando el leonado.

Acompañando a Aitor estuvieron Maite y Marisol ofreciendo unas excelentes croquetas elaborado con estos ejemplares.

Nuevamente una jornada altamente instructiva que esperamos que sirva para seguir animando a nuestros intelectuales de la tierra y valorando en su justa medida su trabajo y su esfuerzo.

Slow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloaSlow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloa

Slow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloaSlow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloa

Slow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloaSlow Food Araba-Álava en el Mercado de la Almendra, dedicado a la gallina llodiana o rubia alavesa y a la euskal oiloa


Versión para imprimir Versión para imprimir

Deja un comentario