Convivium Araba-Álava

Los ricos manjares de Huesca y Zaragoza

El pasado lunes se celebró en la Cofradía Vasca de Gastronomía un nuevo acto organizado por el convivium Slow Food de Donostia, en este caso con la colaboración de sus compañeros de Huesca y Zaragoza. El que el motivo de esta actividad era la presentación de productos emblemáticos y de la más innovadora cocina de la región de Aragón. Abrieron el acto Luis Mocoroa, Presidente de la Cofradía, saludando a los asistentes, y Germán Arrien (responsable de Slow Food Donostia) presentando a los tres conferenciantes. Comenzó el experto enólogo Pepe Gracia. A continuación tomó la palabra Jorge Hernández Esteruelas, ingeniero agrónomo y presidente de Slow Food Zaragoza, quien disertó sobre el proyecto de recuperación de la horticultura tradicional en torno a la capital maña denominado ‘Ecoalmunia.net’. Cerró el turno de intervenciones Carmelo Bosque, Jefe de Cocina de la Taberna Lillas Pastia de Huesca (una estrella Michelin), sobre la utilización de los productos autóctonos y exclusivos en la alta cocina de Aragón.

Finalizada la parte divulgativa, se preparó una exposición de diferentes productos de gran calidad, diseñada con esmero por José Ignacio Labé, encargado de la selección y promoción de los mismos, y se sirvió un aperitivo en la terraza de la Gastronómica, consistente en cecina del Maestrazgo, chireta de Huesca, alcaparras de Ballobar, olivas del Bajo Aragón y cebolla de Fuentes, acompañado de vino Pajarilla, un blanco pálido típico de la zona de Cariñena.

Para rematar la jornada se sirvió una cena de altos vuelos en la que participaron nada menos que 4 de los más prestigiosos cocineros de Aragón. Comenzó con borraja, patata hueca y torrezno, obra del citado Carmelo Bosque, acompañada de un blanco Macabeo. A continuación, Iván Vilanova Bardají, de La Venta del Sotón en Esquedas (Huesca), reciente campeón de España de tapas y pinchos, fue el encargado de preparar un rancho de arroz y anguila, con un tinto joven de Somontano.

Daniel Cascán, del Mesón Asador Campo del Toro de Zaragoza, presentó un suculento masito (carnero de 5 meses) deshuesado en cocción lenta con láminas de patata y jóvenes brotes de ensalada, maridado con tinto Garnacha Centenaria de Bodegas Murero (Ribera de Jiloca). El propio Daniel fue también el autor del sorprendente postre: frutas y hortalizas, infusión de jengibre y crema helada de cerezas, con un vino dulce natural flor de almíbar. Con el café se sirvieron los típicos orejones, crespillos y castañas de Huesca. A cargo de la coordinación estuvo Ismael Ferrer, profesor de cocina y Presidente de Slow Food Huesca

Además de los citados, pudieron disfrutar del evento el periodista y escritor gastrónomico Juan José Lapitz (Embajador del Agua para la Expo Zaragoza 2008), el Presidente y el Tesorero de la Casa de Aragón en Gipuzkoa, Mariano Alda e Isidro Sarasa con sus señoras M. Mar Velasco y Villar Francés, José Antonio Franco (enólogo aragonés), el director de la revista ‘Sabor de Aragón’ José Miguel Martínez Urtasun y su esposa, directivos de la Cofradía como Elías Arruebarrena con parte de su familia, Javier Ubillos y esposa, Rafa Indo con unos amigos de Iparralde (entre ellos el cocinero Antoine de la Iglesia y Bixente Marichalar…

También estuvieron presentes, entre otros, el Presidente de la Federación de Casas Regionales Xosé Antonio Vilaboa, el distribuidor gastronómico y gourmet Joaquín Solbes, el pujante agricultor Jaime Burgaña, Alain Sabalza con su señora madre, Mertxe Iturrioz con una amiga, el mutrikuarra Rafa Pérez Beristain, el bilbaino José María Arrizabalaga, el periodista Aitor Anuncibay y su esposa, el Dr. Mariano Gómez, responsable de Slow Food en Bizkaia, y hasta dos estudiantes de la Universidad de Yale, el portorriqueño Adrian Cerezo y la italo-americana Ariane Lotti, que realizan su doctorado en Euskadi.

(Artículo de Joti Díaz, publicado en El Diario Vasco, el 20 de julio de 2006)


Versión para imprimir Versión para imprimir

Lo sentimos, actualmente estn cerrados los comentarios para este artculo.