- Slow Food Araba - http://slowfoodaraba.es -

Laboratorio del gusto de productos alaveses en Salvatierra-Agurain

Siguiendo con la labor de valorizar el trabajo de nuestros productores y de los productos de calidad de nuestra tierra, en colaboración con la Asociación de Desarrollo Rural de Llanada Alavesa (ADR Lautada) y la Cuadrilla de Agurain Slow Food Araba-Álava organizó ayer, sábado 11 de junio a las 12:00 horas en Zabalarte Etxea, C/ Mayor 8 – de Salvatierra – Agurain un laboratorio de maridaje con productos típicos alavesas como son el queso de la Llanada Alavesa, morcilla de Montaña Alavesa y vino y aceite de Rioja Alavesa, habas alavesas, sal de Salinas de Añana y patata alavesa Gorbea.

Dicha jornada contó con la presencia de productores de los citados productos que explicaron las características de estos y seguió con una cata-degustación donde saborearon, valoraron y disfrutaron de los productos de nuestra tierra. El encuentro consistió en una degustación de pintxos, lo mejor de la cocina en miniatura, elaborados con queso de pastor de la Llanada, de Denominación de Artzai-Gasta, las morcillas de la Montaña Alavesa, el vino y el aceite de la Cuadrilla de Laguardia, sin que faltase el aliño de la sal de las salinas de Añana. Al respecto, Alberto López de Ipiña, presidente de Slow Food Araba, condujo el evento, que contó con la presencia de los productores de morcillas Rosa Suso e Íñigo Domaika, con la quesera de Agurain, Nieves Pérez de Albéniz, cuyos productos recientemente han obtenido un premio internacional en una feria celebrada en Roma, así como con representantes de Adora como Alberto Alecha y la Bodega de Loli Casado de Lapuebla de Labarca en representación de ABRA. Todos ellos deleitaron a los asistentes con sus explicaciones, además de con sus productos.

Slow Food, como siempre, dio la talla, atenta con los recursos ambientales, los equilibrios mundiales y la calidad de los productos. El Convivium, o agrupación de Álava de Slow Food, se fundó en la primavera del 2005, cuando un grupo de alaveses decidió, después de asistir en Turín a la Feria del Salón del Gusto -que bianualmente celebra Slow Food International-, y de participar en Terra Madre (Congreso mundial de Comunidades del Alimento). Hoy en día está constituido por más de doscientos miembros, unidos por la pasión en la gastronomía y las diversas actividades que ampara la filosofía Slow Food. Entre los asociados hay cocineros, gastrónomos, productores, miembros de profesionales liberales, funcionarios, pequeños empresarios, trabajadores y profesores de universidad.

En el laboratorio tomaron parte, entre otros:

Por parte de Slow Food Araba:

Se degustaron :

  1. Chupitos de crema de idiazabal, morcilla, habitas alavesas y aceite de Rioja alavesa
  2. Cucurucho de pastor con artzai-gazta y reducción de vino de Rioja alavesa
  3. Crema de morcilla trufada con patata Gorbea, sal de Salinas de Añana y aceite Arróniz
  4. Morcillas tradicionales con verduras ecológicas














[1]