Convivium Araba-Álava

Alberto López de Ipiña, presidente de Slow Food Araba

El presidente de la Asociación Slow Food Araba, Alberto López de Ipiña, asegura que el organismo que dirige apuesta activamente por una comida sana con iniciativas como la cata de tomates que se desarrolló ayer a la noche en la Sociedad Gastronómica Zapardiel.

La asociación Araba Slow Food, organismo que continúa defendiendo activamente la preocupación por una comida sana, organizó ayer a las 20:00 horas en la sociedad Zapardiel una cata de tomates. El presidente de esta asociación, Alberto López de Ipiña, explicó antes del comienzo del evento las impresiones sobre el trabajo de Slow Food.

El tomate es un alimento que nos acompaña casi a diario pero ¿cómo se cata un tomate?

La cata se realiza con un producto fresco, es decir, sin ningún tipo de condimento ni aliño. Sólo se lava un poco, se parte en trozos y se degusta con piel y todo para poder ver todas las diferencias que hay entre las distintas variedades.

Quienes acudieron ayer a probar los tomates ¿cómo pudieron distinguir la calidad de las piezas?

La cata se desarrolló bajo la dirección de José Uranga, técnico de productos ecológicos, y fue él quien se encargó de explicar las diversas cualidades de los tomates. Al acabar la degustación, comenzó una cena dedicada al tomate.

¿De dónde procedían las piezas que se cataron en la sociedad Zapardiel?

Ayer se probaron nueve variedades de tomates, la mayoría de ellos ecológicos, que procedían de huertos alaveses y navarros. En un principio, queríamos que las piezas fueran sólo de la provincia alavesa, pero como en el territorio hemos encontrado pocos tomates ecológicos, al final, también se han incluido frutas de Navarra. Además, José Uranga es director de productos ecológicos en Navarra, por lo que concocía bien las piezas de esta provincia.

Desde la asociación ¿cuánta afluencia esperaban en la cata?

Antes de que comenzara el acto, se había abierto un plazo de preinscripción, pero aun así, todas las personas que se presentaron espontáneamente en la sociedad pudieron disfrutar de la cata.

La cita de ayer tuvo como protagonista al tomate, en el mes de mayo Slow Food Araba organizó una cata de quesos… ¿cuál será el siguiente alimento que se deguste en la asociación?

Para lo que queda de año, hay previstas varias catas: de verduras, de quesos… Además, Slow Food Araba vivirá el fin de semana que viene un evento muy importante, ya que habrá una asamblea general en la que se reunirán en Gasteiz todos los delegados de esta asociación que existen a nivel estatal. En esta reunión, se visitará el Artzai Eguna que se celebra en Amurrio. Asimismo, quienes acudan a esta cita podrán ver, en la misma localidad alavesa, un laboratorio de queso Idiazabal que tiene la asociación.

A día de hoy ¿cómo valora desde Slow Food Araba la apuesta por productos de calidad que hace esta asociación, en respuesta a la cultura del “fast food”?

En este momento somos muy optimistas. En el poco tiempo que llevamos hemos visto una gran simpatía desde muchos sectorres, lo cual resulta muy gratificante. En mi opinión, la gente poco a poco se va concienciando de la importancia de los alimentos que ingiere y de la manera en la que lo hace.

Entonces ¿cree que, en esta época de MacDonalds, Telepizzas y centros comerciales, queda un espacio para la preocupación por una comida sana?

Yo creo que la gente se está empezando a preocupar por la procedencia de los productos que come. Hay personas que creen que el plato de comida tiene que ir en consonancia con el planeta y la biodiversidad, y que defienden a los pequeños productores.

En conclusión ¿valora positivamente la respuesta de los gasteiztarras a la filosofía de Slow Food?

Estamos haciendo un grupo majo, responsable y consecuente con el tiempo en el que vive. En este momento, Slow Food Araba cuenta con 74 miembros, entre ellos, gastrónomos, directores de denominaciones de origen, cocineros… En definitiva: getne del mundo de la gastronomía, amantes de la comida sana.

(Entrevista realizada por Itziar Amestoy. Publicada en Diario de Noticias de Álava, martes 13 de septiembre de 2005)


Versión para imprimir Versión para imprimir

Deja un comentario